Escrito por : Álvaro Terrón 6 de diciembre de 2014

El prefijo sub siempre significa “por debajo” y entonces en conjunto con el verbo estimar nos da la idea de que se hace un análisis o una valoración del alumno o alumna en cuestión inferior a lo que es en la realidad.

Esta reflexión viene determinada por un hecho que me ocurrió en esta semana y que me hizo pensar que nunca debemos subestimar la motivación o las ganas por destacar en un determinado campo de nuestros alumnos o alumnas. Parece algo sencillo e incluso que va intrínseco dentro de los profesionales de la educación, pero ¿Estas seguro que nunca has subestimado a tu alumno/a o hijo/a?

El hecho en cuestión al que me referia en el parrafo anterior es una historia simple. El pasado miércoles nos hizo una visita al colegio una de las escritoras más destacadas de Portugal en el terreno de la literatura infantil y juvenil. Esta autora se llama Maria João Lopo de Carvalho y en España también es conocida, por desarrollar la colección de libros de texto Salpicos para la enseñanza del portugués como lengua extranjera que por ejemplo están siendo muy utilizados por muchos profesores en Extremadura. 

Pero vayamos al hecho en cuestión. Una de mis alumnas preguntó a la autora en que se había inspirado para escribir la colección de libros 7 Irmãos (7 hermanos). La respuesta que dio ella es la que me hizo reflexionar. 

Según Maria João Lopo de Carvalho un día cuando era muy pequeñita la maestra preguntó en clase que cuantos hermanos tenían los alumnos y alumnas. Todos comenzaron a responder que tenían 6, 5 o 4 hermanos. Nuestra protagonista era hija única y cuando le tocó la hora de responder dijo que ella no tenía hermanos, pero que cuando fuese mayor algún día escribiría un libro titulado los 7 Irmãos (7 hermanos) retratando a aquellos hermanos que siempre quiso tener y nunca tuvo. 

La profesora comenzó a reirse lo que provocó que todos los alumnos siguiesen sus risas haciendo algunos comentarios desacreditando a la entonces pequeña Maria João Lopo de Carvalho. Años más tarde, cuando nuestra querida escritora sacó a la luz el primer libro de la colección 7 Irmãos decidió meter uno de sus ejemplares en un sobre y enviárselo aquella profesora que en tiempo se había burlado de ella con un mensaje en la primera página del libro que decía "Nunca subestimes el poder de superación de tus alumnos".

A los días, la cuenta de facebook de la escritora recibió un mensaje de su antigua profesora en el que se podia leer: "Simplemente una palabra, perdón".

¿Tu que opinas? Si te ha gustado este artículo, tu mejor regalo es un comentario.

Subscribirse a los articulos | Subscribirse a los comentarios


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón