Escrito por : Álvaro.T. 3 de marzo de 2010

Siempre resulta difícil, bajo mi punto de vista delimitar el concepto de familia y las funciones que esta debe desempeñar para con la sociedad. Lo que sí es cierto es que en los últimos años se ve latente un cambio bastante rápido de la unidad familiar tanto en su apariencia como en su forma.

Las familias tienen cada vez menos en cuenta una escala axiológica para con la educación de sus hijos, por lo tanto y desde el punto de vista de un futuro docente esto resulta preocupante ya que parece ser que en los últimos tiempos los valores tradicionales y emergentes de la sociedad se han limitado solo a conocerse en las escuelas olvidando de esta forma el gran poder de socializador de la familia como institución.

Basando mi reflexión en este hecho podemos sacar como conclusión que quizás estamos viviendo un cambio demasiado rápido que la sociedad no puede aguantar a diario en esta actividad frenética y esto conlleva a utilizar las escuelas como “aparcamientos” de educandos que se adentran en las entrañas de los colegios cada vez con menos capital cultural.

Esto es debido a la desaparición de la estructura familiar entendida conceptualmente como extensa y nuclear dando paso a familias monoparentales realizando así un cambio cultural en nuestra civilización española que por mucho que queramos en ocasiones no puede tener cambios tan radicales hacia el progresismo ya que vivimos en un país de tradiciones muy aferradas.

Al menos me queda la satisfacción de no vivir en un país en los que se practique la poligamia, diferenciando entre poliginia o poliandria, ya que aunque sea igual de respetable ese hecho en comparación con nuestra cultura occidental no concibo tal desmadre que se vive en ciertos estados en los que teniendo varias esposas o varios maridos se pierden en realidad ciertos sentimientos propios del ser humano que han de ser compartidos con una sola pareja.

Ni que decir tiene que además la poligamia, aunque no tenga porque, influye mucho a la hora de que los sistemas asentados en un país se conviertan en patriarcales o matriarcales algo que se supone que desde la educación debemos evitar para inculcar unos valores democráticos e impregnados en ejes transversales tales como la igualdad de género.

En definitiva y para finalizar deseo que se siga manteniendo a la familia como una institución basada en lazos consanguíneos ya que al parecer este tipo de unión es la que cumple con todos los requisitos mínimos morales que deben ser aprendidos ya que por mucho que nos quieran hacer ver en los medios o a través de políticas las llamadas “nuevas familias” tienen aún mucho por caminar para equipararse a un tipo de sociedad tradicional como la nuestra a la que de vez en cuando no le vienen mal unas gotas de tinte que conlleve progreso pero tampoco conviene utilizar todo ese tinte que encontremos en la peluquería de una sola vez ya que al igual que el pelo se corrompe el estado también lo hace.

Bibliografía utilizada

• DEL CAMPO, S., La evolución de la familia española en el siglo XX, Alianza editorial, Madrid, 1982

• ESCAMEZ SÁNCHEZ, J., Valores emergentes y los derechos humanos de la tercer generación, Revista española de pedagogía, Vol. 56, Nº 211, 1998 , pp. 437-456

• FERMOSO ESTÉBANEZ, P., Teoría de la educación, Editorial Trillas, Universidad de Texas, 1981

• GOODY, J., La evolución de la familia y del matrimonio en Europa, editorial Herder, 1986, Barcelona

• MÉNDEZ ERRICO, S., Organización familiar, Innatia

• MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA, La formación de valores en las nuevas generaciones, 1996, pp. 16, 19

• REVISTA DE LA FACULTAD DE DERECHO, Universidad Católica Andrés Bello, 1965, pp. 395

• RODRÍGUEZ TORRENTE, J; ADROHER BIOSCA, S., El menor y la familia: conflictos e implicaciones, Universidad Pontifica de Comillas, 1998

• SPENCE BOOCOK, S., Introducción a la sociología de la educación, editorial limusa, 1986. Méjico

• TROGLIO, F., Monografía sobre la familia, 2000, Argentina

{ 2 comentarios...lealos y comente usted mismo aqui }

  1. No creo que hiciese falta una bibliografía tan extensa para lo que has escrito.
    ¿Las familias monoparentales son "nuevas familias"? ¿o te refieres a las familias surgidas de un matrimonio entre dos personas del mismo sexo? (Ver la foto del artículo)

    Lo que se puede concluir es que los problemas actuales de las familias no son consecuencia de un "nuevo tipo de familia"; sino de algo que ya existe y está extendido en la sociedad española, como es la "familia tradicional" y sus variantes, de padres o madres solteros, separados o divorciados. Sí, también las familias monoparentales.

    No me atrevo a dar un juicio sobre el comportamiento de las familias en cuanto a la educación de sus hijos. ¿Tiene que ver la incorporación de los padres al trabajo? ¿Puede tener que ver con la separación de los padres? ¿Con las familias monoparentales? ¿O las familias con múltiples miembros de distintas relaciones? (Ése sí es un fenómeno nuevo en España) Pero, ¿de verdad las familias con padres del mismo sexo tienen algo que ver? ¿hemos tenido tiempo para que se estudien?

    La conclusión de lo que has escrito parece un jaleo de ideas que están mal conectadas. Lo primero, ¿cómo puede cambiar una sociedad si preferimos sólo lo que hemos conocido? Además, ¿cómo se puede justificar que la relación consanguínea entre padres e hijos es la idónea para transmitir los valores morales que la sociedad necesita? ¿Los hijos adoptados son los segundones en caso de tener hermanos que son hijos biológicos? ¿Un niño que haya perdido a sus padres no puede encontrar otros, no puede sentir en otros un vínculo tan fuerte como el de un padre a un hijo biológico?

    Y lo último, ¿el problema eran las "nuevas familias" o el progresismo?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu reflexión acerca del asunto.

    El tema de la bibliografía, es extensa porque en realidad este fue un articulo que entregue hace tiempo como petición de un profesor. Por lo tanto la bibliografia es extensa porque logicamente a más sitios consultados mayor era la nota.

    Por el resto, no te voy a quitar la razón en nada ya que tus argumentos son buenos y constructivos para mi.

    Muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón