Escrito por : Álvaro Terrón 9 de junio de 2010

Los llevan y recogen a la puerta del colegio. Les dan la comida y, en ocasiones, la cena. Revisan las tareas y autorizan sus juegos. Son los abuelos modernos que a diario ejercen de padres de sus nietos mientras los auténticos trabajan.
 
Están ahí, pero oficialmente no figuran en ninguna parte. O al menos así era hasta que hace dos semanas el colegio SolyNieve, un nombre un poco raro para un colegio, de Arroyomolinos (un centro privado, bilingüe y laico), decidió fundar la primera Asociación de Padres y Abuelos (Apya) del país. Funciona como cualquier Ampa y sus miembros potenciales (1.000 padres y 2.000 abuelos) tienen los mismos derechos y deberes, incluido el de voz y voto en el centro.
"Creemos que es algo lógico, lo está marcando la dinámica de la sociedad moderna, donde los padres estamos obligados a trabajar los dos", explica el tesorero de la Apya, Javier Gallego. Y algunas madres de alumnos lo ratifican: "Algunas veces los abuelos han tenido incluso que venir a las tutorías porque nosotros no podemos".

En definitiva, una innovadora noticia educativa en la que no creo que nadie este en contra, pero eso si, es una pena que esto haya tenido que ocurrir por falta de tiempo de los padres hacia sus hijos. Solo queda preguntarse, ¿Estamos volviendo a la familia nuclear con estas medidas?

{ 1 comentarios... lealos y comente usted mismo aqui }

  1. Me parece una idea estupenda, ya que no se les valora como es debido, por el trabajo que llevamos hoy en dia es dificil llevar la tarea de criar pequeños y sin la ayuda de nuestros padres es muy dificil, muy buen articulo álvaro.carmen

    ResponderEliminar


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón