Escrito por : Álvaro Terrón 13 de noviembre de 2010

Nostálgico me halló. Los años pasan, y lo bueno es que sigan pasando, pero los recuerdos de la infancia quedan. Todos tenemos alma de niño pequeño. Lo que realmente hace grandes a los niños es que tienen por descubrir todo y cada uno de sus días es una aventura. Todo es nuevo para ellos y es lo que realmente debemos envidiar de los niños, su ilusión por cada uno de sus actos, es grandioso para ellos todo lo que les rodea. Por ejemplo, si recuerdas aquel sitio al que fuiste una vez cuando eras un crio y vuelves a ir a el mismo sitio cuando tienes la conciencia plena... la expresión siempre es la misma: ¡Pues yo recordaba esto más grande!

¿Quien no soñó algún día poder volar como lo hacia Michael Jordan?. Anoche veía de nuevo Space Jam, por enésima vez y me marco tanto personalmente que la recuerdo como una película tan motivadora que incluso cuando de pequeño estaba malo, la ponía en VHS, y se me quitaban los dolores.

I belive I can fly (Creo que puedo volar), así empieza dicha película y termina diciendo algo así como "en el mundo de los Looney Tunes todo es posible". Pues yo digo que en este mundo nuestro también lo es, todos podemos volar, si tu hijo te dice que quiere ser astronauta creele, no será el primero que lo dijo y lo cumplió. Hoy busque mis juguetes de Space Jam, los puse en mi estantería. Permitandme ser nostálgico, permitanme motivarme, permitanme tener la ilusión de un niño, permitanme pensar que puedo volar como lo hacia Jordan.

¿Tu que opinas? Si te ha gustado este artículo, tu mejor regalo es un comentario.

Subscribirse a los articulos | Subscribirse a los comentarios


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón