Escrito por : Álvaro Terrón 1 de diciembre de 2010

Resulta realmente paradojico que se imparta Educación para la Ciudadanía y a la vez ciertos centros remprendan con acciones menos ciudadanas a los alumnos que no quieren impartir dicha materia. Y es que aunque llueva o haga frío, Andrés, de 11 años, tiene que permanecer en el patio del colegio Luis de Morales (Badajoz) durante 45 minutos todos los lunes y los viernes. Mientras, sus compañeros dan clase de Educación para la Ciudadanía, él, que es el único objetor de esta asignatura, no puede ni siquiera utilizar la biblioteca del centro cuando se imparten las clases de la materia.

Los padres del pequeño ya han ha pedido que si no cursa la asignatura pueda pasar el tiempo que dure la clase en la biblioteca, pero el centro pacense ha considerado que deben permanecer a la intemperie, según informa el diario Actualidad Extremadura. Como cuenta ese mismo diario, “en otros centros extremeños los objetores pueden permanecer en la biblioteca", algo a lo que el centro se ha negado en rotundo "a pesar de que expresamente se ha solicitado a la dirección por parte de una madre el acceso a la misma".

Ante esta situación, el Observatorio Extremeño para Educación en Libertad está estudiando el inicio de acciones legales para poner fin a esta situación Este capítulo se suma al que protagonizó un colegio de Almendralejo, cuando retiraron un crucifijo de las aulas ante la petición de un solo padre, portavoz del PSOE, a pesar de la oposición del resto, que llegaron a manifestarse en contra de esta medida.

¿Tu que opinas? Si te ha gustado este artículo, tu mejor regalo es un comentario.

Subscribirse a los articulos | Subscribirse a los comentarios


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón