Escrito por : Álvaro Terrón 3 de febrero de 2016

La construcción de la noción del tiempo histórico es un proceso lento y complejo para el alumnado de la etapa de Educación Primaria. Es por eso que la historia debe ser enseñada a modo de relato pero a la vez mostrando la totalidad de aspectos que envuelve a un acontecimiento para conseguir una máxima objetividad y que refleje, a su vez, la diversidad de versiones.

Nuestro objetivo final es que el alumnado haga una relación entre el pasado, presente y futuro. Pero para llegar a dicho objetivo el transcurso de los aprendizajes es confuso. Además, a esto debemos sumarle que la historia no es una asignatura exclusiva dentro de la etapa si no que es objeto de estudio primordialmente en el bloque 4 de contenidos del área de Ciencias Sociales. Esta área ha nacido tras el desdoblamiento de la antigua asignatura de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural en dos.

Por un lado las Ciencias de la Naturaleza y por el otro las propias Ciencias Sociales. Está división de contenidos en dos asignaturas se ha llevado a cabo tras el establecimiento de la Ley Orgánica 8/2013 para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aunque es en el Real Decreto 126/2014 donde encontramos los nuevos mínimos propuestos en el currículo básico.
Para planificar los proceso de enseñanza-aprendizaje debemos saber cómo aprenden los alumnos en relación a su desarrollo cognitivo. De este modo y recurriendo a las aportaciones de la Psicología Evolutiva tendremos en cuenta que la etapa de Educación Primaria se enmarca como un periodo de transición que va del pensamiento concreto al abstracto y que la construcción de tiempo histórico no es adquirida, por lo general, hasta el final de la etapa. Para que se adquiera, en los cursos anteriores el alumno va interiorizando poco a poco que es el tiempo y el espacio.

El sentido de temporalidad, es decir, la noción de tiempo es una de las más difícilmente accesibles a los escolares de esta etapa. Si se hace un análisis detenido de las descripciones de Piaget respecto de las diferentes capacidades de aprendizaje de los niños a través de sus etapas de desarrollo cognitivo, se puede ver que las nociones de espacio y tiempo surgen y se desarrollan lentamente, casi confusamente.

A menudo se puede ver, desde la experiencia práctica, que durante los primeros 10 años de vida los niños tienen un difícil trabajo para "hacerse la idea" de cómo es el desarrollo del tiempo con que medimos la historia, o de lo que significan los espacios que están más allá de lo que él o ella conoce.

Hasta los siete años la expresión "la semana pasada" no adquiere sentido para ellos. Piaget señala la dificultad con que los niños adquieren la noción de edad, sucesión, duración, anterioridad y posterioridad.

Muy lentamente llegan a formar el concepto de un largo tiempo histórico anterior a ellos porque no los pueden hacer objeto de una observación directa. De ahí también la dificultad para comprender las sociedades, instituciones y móviles de la conducta de los adultos.

El niño apenas conoce más que a su familia y sólo lentamente y de manera elemental va adquiriendo alguna noción de la vida. Casi siempre los temas de Ciencias Sociales rebasan la comprensión de los alumnos por eso convendría tener en cuenta el esquema de Piaget, porque los procesos de la inteligencia influyen en la asimilación y acomodación, es decir, que si algo no se comprende tampoco se podrá asimilar.

Aún así, no existe inconveniente en ir preparando el camino de un aprendizaje histórico basado en la narración de hechos desde los primeros cursos de escolaridad, que favorecerán en el niño la aparición de un cierto sentido de conciencia histórica.

Para ello pasamos a explicar la evolución por cursos de Educación Primaria en la concepción del alumnado en el tiempo y el espacio de manera separada. Precisamente lo que más le cuesta al alumno al llegar a la etapa, ya que ve el espacio y el tiempo como un todo, un mismo concepto difícil de desdoblar.

Por lo general la noción de espacio se desarrolla más rápido que la de tiempo, como podeis ver en la siguiente síntesis:



TEMPORALIDAD
ESPACIALIDAD
DEFINICIÓN
“Tiempo vivido por la conciencia como un presente que permite enlazar el pasado con un futuro”
“Entorno en el que se desenvuelven lo grupos humanos y donde acontecen sucesos coyunturales o estructurales”
NOCIÓN SEGÚN EL CURSO DE E.P.
1º- 2º
Tiempo físico. Diferencia entre días, semanas y meses pero hasta 2ºEP la expresión "la semana pasada" no adquiere sentido. Partir del entorno de la escuela, por medio de elementos históricos existentes. Por ejemplo: una placa, una inscripción, una leyenda, etc.

En esta edad le gustan los acontecimientos emocionantes, se podría utilizar la narración dramatizada para provocar la creación de vivencias emotivas.
El niño empieza a dominar su espacio más cercano (casa, calle, escuela,…) Podríamos comenzar por enseñarles a encontrar puntos de referencia (edificios o árboles visibles).
 Conviene aprovechar el afán coleccionista que es muy fuerte hacia los ocho y nueve años. Puede coleccionar fotos de países. Aún no reconoce geográficamente su país.
3º- 4º
Tiempo Social. El niño se interesa por la vida de grandes personajes, por el origen de las cosas, por la biografía y la leyenda. En este momento se le iniciará en el conocimiento del hecho histórico biográfico con idea de espacio, pero con escasa comprensión del tiempo.
Lo ideal es el aprendizaje por medio de excursiones o por medio de proyecciones cinematográficas. Ese interés por conocer la vida de los personajes es por un afán imitativo, por lo que cual se podría hacer girar los hechos históricos en torno a personajes destacados siempre empatizando su época.
Se desarrolla progresivamente el proceso de localización. El estudio del medio local sirve para adquirir un método de comprensión de los fenómenos naturales y de la vida humana.

Para ello, a partir de lugares conocidos, como la plaza, museos, etc., puede pedírsele que se ubique en un mapa sencillo, que encuentre rutas alternativas; luego los centros urbanos cercanos y finalmente toda la región, pero siempre a partir de los lugares que ya conozca.
5º- 6º
Tiempo histórico. En este momento se interesa ya por los hechos reales, por la vida de los grandes hombres; exige detalles sobre el lugar y la época; quiere saber cómo empiezan y terminan los hechos y sus consecuencias. La capacidad para la comprensión de las nociones espacio-tiempo provocará en el niño la habilidad práctica de ordenar cronológicamente los sucesos, aunque de momento sólo de 2 a 5 hechos. 
A partir de hechos y personajes ya conocidos, se puede desarrollar los hechos y acontecimientos de una época o un evento histórico importante y destacado, con más detalles que los conocidos en la etapa anterior, y preparándolo para lo que serán las reflexiones de causas y efectos que vendrán en los años venideros. Se recomienda el uso de líneas de tiempo, tanto impresas para que el niño las conozca, como que él mismo diseñe sus líneas de tiempo histórico.
Comienza a poseer mayor capacidad para generalizar y usar abstracciones; cada vez es más capaz de un aprendizaje que implique conceptos y símbolos en lugar de imágenes de cosas concretas.

Es preferible prescindir todavía, en términos generales, de exposiciones explicativas de teorías muy complejas y centrarnos aún sólo en la Península Ibérica iniciándoles en mapas más complejos.

 

¿Tu que opinas? Si te ha gustado este artículo, tu mejor regalo es un comentario.

Subscribirse a los articulos | Subscribirse a los comentarios


¿Eres docente?

- Copyright © EducaTerrón - Blog de Educación de Álvaro Terrón - Blog de opinión de Álvaro Terrón